Crisis en Venezuela: 6 países denuncian al presidente Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional
Crisis en Venezuela: 6 países denuncian al presidente Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional
Chile, Colombia, Argentina, Paraguay, Perú y Canadá realizaron la petición y el mandatario se defiende en la ONU
Publicado en 27/09/2018

Las cancillerías de Chile, Colombia, Argentina, Paraguay, Perú y también Canadá presentaron una solicitud formal para exigir una investigación sobre las violaciones de derechos humanos cometidas durante el gobierno del presidente Nicolás Maduro. El documento lleva la firma de los presidentes respectivos de cada país y fue enviado ayer a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI).


En el informe se exponen casos de torturas, violencia contra el pueblo, detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales y otros hechos ocurridos desde el 12 de abril de 2014. Se fundamentan en documentos emitidos por la ONU, la OEA y la CIDH. Así lo reportó el diario La Tercera.


Según explicó Juan navarrete, experto en Derechos Humanos, a la BBC, se trata de una denuncia novedosa porque, desde el establecimiento del tribunal de La Haya en Holanda en 2002, no se había planteado que esta solicitud la realizaran, bajo acuerdo, los Estados miembros del Estatuto de Roma, normalmente las realizan organizaciones independientes.


La fiscalía de la CPI deberá tomar una decisión y, aunque estos procesos duran años, la nueva petición especial podría agilizar la investigación ya que existe otro caso abierto —desde febrero de este año— también por denuncia de violaciones de derechos humanos en Venezuela en 2017.


Mientras tanto, Nicolás Maduro se presentó de forma sorpresiva ante la ONU, en Nueva York, para presentar su versión ante las fuertes críticas a su gobierno de otras naciones durante la asamblea. Insistió en que existe una “conspiración internacional” para atacar a su gobierno y esperaba reunirse con el presidente Donald Trump —porque dijo en unas declaraciones de prensa que estaría dispuesto a conversar con Maduro— pero no se produjo tal encuentro. 



Asistió junto a su esposa Cilia Flores, una de las sancionadas recientemente por el gobierno de Estados Unidos. Maduro también acusó a Trump de querer invadir a Venezuela como lo hicieron con Irak, pero que está dispuesto a estrechar la mano del líder estadounidense para dialogar.