Monjas denuncian abusos sexuales de sacerdotes en Chile
Monjas denuncian abusos sexuales de sacerdotes en Chile
Además de los 42 sacerdotes acusados de pederastia, un grupo de mujeres informan sobre maltratos en convento
Publicado en 9/08/2018

La iglesia católica atraviesa un período negro en Chile. Luego del escándalo del sacerdote Fernando Karadima, se siguen sumando casos de abusos sexuales y de encubrimiento. Esta vez, un grupo de monjas —que fueron expulsadas de la congregación— comparten sus experiencias de abusos.


Yolanda Tondreaux formaba parte de la orden Hermanas del Buen Samaritano y fue expulsada cuando acusó a uno de los sacerdotes que abusó de ella. Según sus declaraciones ocurrió apenas comenzó a formar parte de la congregación y fue tocada en partes íntimas y besada sin consentimiento. Luego de pronunciarse públicamente recibió amenazas y peticiones de guardar silencio. 


Otras monjas que también pertenecían a la misma orden en Chile —ubicada en la región de Maule— hicieron declaraciones en la televisión nacional. Además de los abusos sexuales, denunciaron el maltrato, el régimen “militar” que vivían, el abuso laboral, la corrupción y el sometimiento. 


Tondreaux además aseguró haber visto cheques de más de 30.000 dólares estadounidenses ser entregados a sacerdotes acusados de abusos sexuales. Ella forma parte de un grupo de 23 mujeres expulsadas por denunciar que no recibieron ninguna compensación monetaria.


Estas declaraciones se suman a los casos recientes que están generando caos en la iglesia católica chilena. Ya hace tan solo unos días la Conferencia Episcopal de Chile publicó una lista oficial de 42 sacerdotes y un diácono culpables de pederastia, entre los que destaca el sacerdote Karadima, quien cuenta con tres víctimas públicas —James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo— que iniciaron los juicios y luchan por justicia desde 2004.