Se registra el primer caso clínico de adicción a Netflix
Se registra el primer caso clínico de adicción a Netflix
Veía más de 7 horas de programación a diario
Publicado en 13/10/2018


Esta semana, un joven de 26 años fue ingresado a la clínica del Servicio para el Uso Sano de la Tecnología (SHUT) en Bangalore, India. Según lo detallado en el portal 
The Hinduestaba desempleado y vio Netflix durante más de 7 horas diarias por 6 meses para escapar de la realidad.


Manoj Kumar Sharma, director de la clínica y profesor de psicología clínica, explica que los shows lo hacían sentir bien. Cuando su familia lo presionaba para que trabajara o veía que a sus amigos les estaba yendo bien, se sentaba a ver series y películas sin parar, para olvidar sus problemas y sentirse feliz.


Su placer se acabó cuando se dio cuenta de que no tenía control sobre su vida y no podía parar de ver Netflix. Presentó síntomas como fatiga ocular, insomnio y cansancio. En la clínica están tratando su caso —uno de los más graves del lugar— con terapia, ejercicios de respiración y relajación y asesoramiento en su carrera profesional. 

Ya algunos expertos han advertido sobre el riesgo, tanto para adultos como niños, de tener esta programación casi ilimitada y a nuestra disposición —desde diferentes dispositivos— a cualquier hora del día. 


Pensar que se trata de un caso aislado sería irresponsable. Según StatistaNetflix registra más de 130 millones de usuarios en el mundo. Un buen trozo de esta audiencia se encuentra en América Latina, en donde la empresa tiene más de 70 proyectos de producción. 


Además de hacer series en español como La casa de papel Las chicas del cable, países como Colombia y México están ganando cada vez más el interés de esta empresa. La casa de las flores ya cuenta con una segunda temporada, Luis Miguel la serie fue un éxito mundial y shows como Narcos han cautivado a millones de usuarios. Netflix sigue invirtiendo en nuevas producciones —como Siempre BrujaDistrito salvaje Nicky Jam: El ganador— para este mercado. 


¿Y tú? ¿Estás usando Netflix de forma saludable?