Asesinato de Nisman mantiene en suspenso a los argentinos
Asesinato de Nisman mantiene en suspenso a los argentinos
Cristina Kirchner, ¿culpable?
Publicado en 8/06/2018
Cristina Fernández de Kirchner. Fotografía: EFE

La muerte del fiscal Alberto Nisman en enero de 2015 ha sido una de las más controversiales en los últimos años, generando polémicas no solo en Argentina, sino en el mundo. Las autoridades judiciales tardaron 3 años y 5 meses en determinar lo que ya millones de personas sabían: Nisman no se suicidó, fue asesinado.



La Cámara Federal de Argentina confirmó el viernes pasado que fue un homicidio. Según las investigaciones, detalladas en el diario Clarín, el día de su muerte había otras personas con él. Lo demostró un equipo de más de 40 expertos que analizaron las manchas de sangre y otras evidencias.


Luego del fallo, esta semana se reunieron el fiscal Eduardo Taiano y el juez federal Julián Ercolini y acordaron analizar y entrecruzar las llamadas de la expresidente Cristina Fernández de Kirchner y las de algunos exfuncionarios de su gabinete desde diciembre de 2014 hasta febrero de 2015.


¿Por qué Fernández está implicada? 


Cuatro días antes de su muerte, Nisman, a cargo del caso de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), hizo una declaración en televisión en la que denunciaba a Cristina Fernández de Kirchner por encubrir a culpables del atentado terrorista a la AMIA en 1994, a través de la firma del Memorándum con Irán.


Esta coincidencia hizo que muchos vincularan inmediatamente a Fernández y sus aliados con la repentina muerte del fiscal. Luego, el comportamiento y las declaraciones de Fernández, asegurando que se trataba de un suicidio, dejaron mucho qué pensar. Sin embargo, aún hay muchas personas que defienden a la expresidenta e insisten en que se pudo haber tratado de una estrategia de la oposición y otros aún mantienen la teoría del suicidio.