España acogerá al barco de inmigrantes Aquarius abandonado en el Mediterráneo
España acogerá al barco de inmigrantes Aquarius abandonado en el Mediterráneo
Luego de que Italia rechazó recibir al buque con más de 600 inmigrantes, España decide dar el ejemplo.
Publicado en 17/06/2018
El barco Aquarius

El pasado sábado a la noche el barco humanitario Aquarius, fletado por las organizaciones SOS Mediterranee y Médicos sin Fronteras, rescató a 629 inmigrantes frente a la costa libia situada en el Mediterráneo Central. El rescate no fue sencillo ya que una de las barcas precarias que intentaban recuperar se partió y quedaron 40 personas en el agua en el medio de la noche.


Pero las complicaciones seguirían. El barco quedó varado durante prácticamente tres días a espera de instrucciones de Italia que nunca llegaron. El Centro de Coordinación Marítima de Roma es el encargado de decidir y dar instrucciones a las ONG sobre los rescates. En principio, las autoridades italianas dieron como opción Messina y Trapani. Sin embargo, luego de permanecer en una misma posición en el Mediterráneo, el buque Aquarius recibió con desesperación la noticia de que los puertos de Italia habían sido cerrados. La decisión fue tomada por Matteo Salvini, líder de la xenófoba Liga y ministro del interior italiano, que exigió además que Malta se hiciera cargo de los inmigrantes. 


Tanto Malta como Italia desoyeron el pedido de la agencia de la ONU para los refugiados de permitir de inmediato el desembarque de los inmigrantes, entre los que hay 123 menores no acompañados y siete mujeres embarazadas. "Hay un imperativo humanitario urgente", declaró Vincent Cochetel, enviado especial del organismo para el Mediterráneo Central. "Las personas están en apuros, se están quedando sin provisiones y necesitan ayuda rápidamente. Asuntos más amplios, como quién tiene la responsabilidad y cómo estas responsabilidades se pueden compartir mejor entre los Estados, deberían analizarse después", añadió.


Pedro Sánchez, el nuevo presidente español, respondió positivamente a la solicitud de la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado y dio instrucciones para que Valencia acoja en su puerto al Aquarius de forma urgente.  Pero desde el barco advirtieron que sería imposible hacer una travesía de cuatro días hasta el puerto español ya que sería un riesgo para los refugiados. Debido a esto, se decidió que Italia envié un barco de la Guardia Costera y otro de la Marina Militar para ayudar en las operaciones de náufragos. De esta forma, 500 inmigrantes serían transferidos a los barcos italianos y el Aquarius transportaría a los 130 restantes.


Mientras que el ministro utraderechista Salvini celebra como una victoria que Aquarius no llegue a Italia y aplaude el buen corazón del gobierno español, los 629 inmigrantes piden ser tratados con dignidad y todavía tendrán que atravesar varios días de incertidumbre hasta llegar a puerto seguro.


¿Piensas que Italia tomó la decisión correcta al no recibir al Aquarius? ¿Cuál sería una justa decisión para los inmigrantes que escapan de la muerte?  


Así rescató el Aquarius a los inmigrantes