La ley chilena que ayuda a reconocer la comida chatarra
La ley chilena que ayuda a reconocer la comida chatarra
¡Alto en calorías, en sodio, en azúcares y en grasas saturadas!
Publicado en 30/06/2018
Productos con las etiquetas de advertencia. Fotografía: www.emol.com

En Chile, a mediados del año 2016, se aprobó la Ley de etiquetado de alimentos que obliga a las empresas a marcar sus productos con niveles de sodio, azúcares, grasas saturadas o calorías superiores a los saludables. 


Deben llevar una etiqueta de advertencia si sus valores nutricionales están por encima de los estándares normales establecidos por el Ministerio de Salud. Así fue como un montón de alimentos se mancharon de sellos negros con letras blancas en los supermercados chilenos.



La estrategia surgió como una gran preocupación por parte del Ministerio de Salud. Según un informe realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Panamericana de la Salud, Chile era el país más obeso de América Latina en 2016: más del 60% de la población adulta demostró sobrepeso.


Las etiquetas sirven como alarma para que los consumidores entiendan que ese producto puede ser nocivo para la salud. La primera etapa comenzó en 2016, la segunda empezó este 27 de junio cuando se cumplieron 2 años de la ley, y la tercera se ejecutará en 2019. Ahora, los nuevos estándares toman estas referencias para las etiquetas: 


  • Alto en calorías: alimentos sólidos con más de 300 calorías por cada 100g, y líquidos con más de 80 calorías por cada 100 ml.

  • Alto en sodio: alimentos sólidos con más de 500 mg de sodio por cada 100g, y líquidos con más de 100 mg de sodio por cada 100 ml.

  • Alto en azúcares: alimentos sólidos con más de 15 g de azúcares totales por cada 100g, y líquidos con más de 5g por cada 100 ml.

  • Alto en grasas saturadas: alimentos sólidos con más de 5 g de grasas saturadas por cada 100g, y líquidos con más de 3 g por cada 100 ml.

¿Está funcionando? ¡Aún no se sabe! Según lo detallado en el diario La Tercera, los estudios no han terminado. Sin embargo, de acuerdo a algunas encuestas entre 50 y 70% de los chilenos está de acuerdo con la ley y asegura que ya ha cambiado sus hábitos alimenticios.