Mamás argentinas exigen la legalización del cultivo de marihuana medicinal
Mamás argentinas exigen la legalización del cultivo de marihuana medicinal
La ley actual limita la obtención del aceite y frustra el tratamiento de los niños
Publicado en 1/08/2018
Grupo de madres de Mamá Cultiva reunidas por el diario El Clarín. Foto: Germán García Adrasti

Hace más de un año, el 30 de marzo de 2017, el senado argentino aprobó el proyecto de ley que permite el consumo de marihuana medicinal. Sin embargo, algunas madres argentinas consideran la ley limitada y exigen la legalización del autocultivo.


El principal problema de la ley aprobada radica en que el gobierno no distribuye el aceite de cannabis ni permite el cultivo de la planta. La vía legal consiste en obtener un permiso de compra del aceite Charlotte, producido en Estados Unidos, que puede costar entre 75 y 300 dólares estadounidenses. Además, la plataforma autorizada presenta fallas y fuertes retrasos.


Estas son algunas de las patologías que padecen los hijos de las madres argentinas que luchan por cultivar en casa y poder fabricar su propio aceite de cannabis para tratar a sus niños:

  • Síndrome de Tourette 

  • Epilepsia

  • Autismo

  • Neurofibromatosis

  • Síndrome de Dravet


En el diario El País, se comparte la historia excepcional de la familia Navarro. Las madre, la abuela y la bisabuela de Joaquín, un niño de siete años de edad con síndrome de Tourette, recurrieron a la marihuana porque la medicina tradicional empeoró la condición del pequeño. 


Los resultados fueron muy positivos y decidieron cultivar y producir aceite en la clandestinidad. El 10 de mayo lograron obtener un amparo judicial. Este es uno de los pocos casos en Argentina que permite la producción de cannabis medicinal.


Mamá Cultiva Argentina


Además de las madres que están haciendo sus denuncias de forma individual, hay una organización llamada Mamá Cultiva Argentina que se encarga de informar, educar y exigir derechos de cultivo y producción de aceite de cannabis. 



Organizan talleres y encuentros gratuitos en distintas ciudades de Argentina. A través de sus redes sociales comparten información y también historias de madres que consideran que el cannabis es una mejor alternativa que la medicina tradicional para sus hijos.