¿Por qué se suicidó la hermana de Máxima de Holanda?
¿Por qué se suicidó la hermana de Máxima de Holanda?
Hacía tiempo que la salud de Inés Zorreguieta preocupaba a su familia, especialmente a la reina Máxima.
Publicado en 17/06/2018
Inesita (con sombrero rojo) junto a su hermana Máxima durante el bautismo de Ariane.

El miércoles pasado fue encontrada muerta en su departamento de Buenos Aires, Inés (33 años), la hermana menor de Máxima de Holanda.


Alrededor de las 21 horas de ese día, luego de incontables llamadas sin respuesta, la madre de Inés y una amiga decidieron ir a su departamento. Al llegar, primero entró la amiga que tenía un juego de llaves, y luego la madre. Ingresaron al dormitorio empujando la puerta con fuerza ya que estaba trabada por el cuerpo sin vida de Inés, llamaron inmediatamente al servicio de emergencias, pero ya nada pudo hacerse. La madre de Zorreguieta tuvo que ser contenida por el estado de shock en el que se encontraba.


Inesita, como la llamaban en el entorno familiar, siempre fue la debilidad de la reina Máxima de Holanda (de origen argentino). Fue su dama de honor y pilar emocional durante la boda con el príncipe Guillermo, estuvo con Máxima en cada detalle y cada minuto brindándole un calor familiar especial ya que el padre de ambas no pudo asistir al evento debido a su vínculo con la dictadura militar argentina. En esa época, Inés ya sufría de problemas de identidad, luchaba con unos kilos de más y tenía una marcada timidez. Su look dark preocupaba a la Corona pero Máxima, con la personalidad firme que la caracteriza, pidió que dejaran en paz a su hermanita.


Luego vinieron tiempos más felices para Inés, terminó la secundaria, siendo muy popular en un colegio exclusivo del barrio de Palermo y comenzó la carrera de Psicología. En el bautismo de la princesa Ariane, tercera heredera de la Corona, lucía más delgada y cumplió el protocolo a rajatabla. ¿Pero estaban realmente superados los problemas de Inesita?


Máxima estuvo presente durante la graduación de Inés, e intentó llevársela a vivir con ella a Holanda, tal vez intuyendo lo mucho que la necesitaba. Su hermana se negó ya que quería seguir su propio camino y se mudó a Panamá donde consiguió un trabajo en las Naciones Unidas y comenzó un noviazgo con un joven argentino. Ese fue el periodo de mayor estabilidad emocional de la menor de los Zorreguieta. Sin embargo, en 2012, luego de la ruptura con su novio, regresó a Buenos Aires y comenzó una larga historia de depresión e internaciones.


A pesar de un intento de mantener en secreto la frágil salud mental de Inés, en varias tapas de revistas de Argentina, tales como Revista Noticias o Revista Pronto, se mencionaron los problemas de depresión y trastornos alimenticios que sufría la hermana de Máxima. En 2014,  parecía que su salud mejoraba cuando comenzó a estudiar música, pero los profundos problemas de depresión no pudieron ser controlados definitivamente. 


La reina Máxima, conmocionada y sin consuelo, viajó a Argentina el viernes acompañada del Rey Guillermo y sus hijas. Para hacerlo, siguió algunas reglas de protocolo. Suspendió sus actividades oficiales y, curiosamente, debió pedirle permiso al parlamento para hacer este viaje que fue catalogado como una visita “extraoficial”.


El sepelio se realizó en la más estricta intimidad en el Memorial del Pilar, donde está enterrado el padre de Máxima. Según trascendió, durante la ceremonia la familia cantó temas de Bob Marley y Bob Dylan, los cantantes favoritos de Inés. 


Tapa de revista Pronto donde revelaban la lucha de Inés contra la depresión


¿Piensas que la reina Máxima de Holanda podría haber hecho algo para impedir el suicidio de su hermana?